}

miércoles, 23 de mayo de 2012

EL EFECTO MOZART


El "Efecto Mozart" es la teoría de Campbell que explica la influencia que produce en los bebés escuchar la música de Mozart y otros clásicos.

La expresión se refiere a los efectos que puede producir a personas escuchar las melodías de W.Mozart.
El efecto de la música de Mozart tiene grandes beneficios sobre el desarrollo infantil, estimulando la inteligencia y el rendimiento intelectual.

Desde que en la década de los noventa investigaciones realizadas en Estados Unidos por científicos del Centro Neurobiológico del Aprendizaje y la Memoria, de la Universidad de California, establecieron que existía una vinculación entre la música clásica compuesta por Mozart y las funciones cerebrales e intelectuales de los niños. Se desarrolló un método de enseñanza en el que la música -sobre todo, de este compositor-, se liga a distintas áreas de aprendizaje.

¿Por qué? Pues, entre otras razones, porque la música de Mozart posee unas propiedades muy particulares que la distinguen sobre otras; por un lado, los sonidos de sus melodías son simples, puros, precisos, son sonidos altamente armónicos que, metafóricamente hablando, actúan como un relato o un cuento de hadas; por otro, los ritmos, las propias melodías, la métrica, el tono, el timbre y las frecuencias de su música parece que estimulan el cerebro humano.

Y lo hace especialmente en aquellas zonas relacionadas con el hemisferio derecho, donde radican las funciones espacio-temporales. Esta música no sólo activa las neuronas, sino que influye también en la concentración, la atención y la memoria, y por ende, en el proceso del aprendizaje.
Ciertamente no toda la música de Mozart produce los mismos efectos, aunque toda ella sea recomendable. Al parecer, la que consigue mayor incidencia a nivel cognitivo es la de frecuencia alta como La sonata para dos pianos en re mayor o Los conciertos para violín 3 y 4, que son recomendables para producir efectos a nivel cognitivo.


También se realizaron estudios con ratones, a los que se les colocaba en un laberinto.
Los ratones que conseguían salir más rápido eran los que estaban escuchando alguna canción de Mozart.



Así que ya sabéis; 3 ó 4 minutos antes de hacer algún examen, te pones en el Mp3 a Mozart y a esperar que surta "efecto".




Fuente: http://suite101.net/article/el-efecto-mozart-estimulacion-temprana-y-desarrollo-infantil-a51215



No hay comentarios:

Publicar un comentario