}

sábado, 9 de junio de 2012

Ratas gigantes ponen en peligro a millones de aves



Su voracidad es increíble y su tamaño da miedo. Las ratas de la isla de Gaugh, al sur del Atlántico, miden hasta el triple que una normal y se alimentan de albatros, que pesan por lo general unas 300 veces más que éstos roedores. La comunidad científica pide desde hace meses una desinfección con cebos envenenados para exterminar a los ratones gigantes.
Las ratas fueron llevadas por los navegantes que llegaron a la isla desierta hace unos 150 años. Ante la falta de depredadores naturales los roedores comenzaron a reproducirse de forma vertiginosa.
Los cálculos aproximados cifran en unos 2.000.000 de ratas en la isla de Gaugh, perteneciente al Reino Unido y donde la presencia humana se reduce a varios empleados de una estación meteorológica.
Su crecimiento es inusual, pues llegan a alcanzar los 69 centímetros de largo.
Ante la escasez de alimentos las ratas han centrado su alimentación en las aves, entre ellas el petrel de alas negras, el único lugar de cría de esta ave, una situación que ha alarmado a la comunidad científica.
Los expertos hablan de un plan para exterminar a las ratas con cebos envenenados, porque está en riesgo este paraíso de las aves, donde viven y se reproducen unos diez millones de aves de más de veinte especies.

1 comentario: