}

domingo, 24 de febrero de 2013

Por el aprobado de los niños

Los padres de Corea del Sur rezan en los colegios donde se examinan sus hijos.



Si tú, padre o madre, crees que llevando a tus hijos al colegio, ayudándolos a hacer los deberes y acudiendo regularmente a hablar con los profesores ya has cumplido con tu labor paternal en lo que a tareas educativas se refiere, ¡meeeee! se equivoca. Le falta algo: rezar. 
Los padres de la imagen oran en la escuela en la que sus hijos se examinan del equivalente a la selectividad. Son surcoreanos y en su país la educación no es solo prioritaria. Es obsesiva. Es cierto que es uno de los países con mejor nivel educativo del mundo, pero todo tiene sus "contraprestaciones". El nivel de depresión y ansiedad entre los adolescentes es mucho más elevado que la media y el propio Gobierno de Seúl ha reconocido que 146 estudiantes se suicidaron en 2010 por no tener el expediente académico esperado.

Para los exámenes de acceso a la universidad se organiza todo un dispositivo nacional. Entre otras cosas, miles de policías se despliegan para garantizar que los jóvenes no tengan ningun problemas para llegar y acceder a las escuelas. Una vez dentro, ya solo queda rezar.

Fuente: XL Semanal

No hay comentarios:

Publicar un comentario