}

jueves, 20 de junio de 2013

El extraño síndrome de MDP



El sueño de toda mujer es para Tom Staniford una enfermedad que le afecta de diversas formas. Staniford padece el síndrome de MDP, que le impide subir de peso.

El síndrome de MDP, del que sólo se conocen ocho casos en todo el mundo, es una enfermedad extremadamente rara y compleja, causada por una mutación genética.
Aunque nació con un peso normal, durante su infancia y adolescencia comenzó a perder grasa corporal, lo que lo dejó literalmente en los huesos.
Según el Daily Mail, este atleta paralímpico de Gran Bretaña carece de amortiguadores naturales en su cuerpo, lo que le provoca dolor en los pies y un alto riesgo de romperse algunos huesos con golpes relativamente leves.
Mientras su sangre muestra niveles altos de grasa, su cuerpo no presenta ni una gota. Su afección propició que este hombre de veintitrés años tenga diabetes de tipo 2, los huesos fusionados y haya perdido la audición.
Incluso cuando Tom se come una abundante comida alta en calorías es incapaz de aumentar su peso.
Mientras, Staniford sigue esperando un diagnóstico para su enfermedad ya que esto le permitiría competir por Gran Bretaña en los Juegos Paralímpicos de 2016. Él mismo mencionó: “es lo que me permite ser clasificado correctamente en las competiciones, para que no se crea que estoy compitiendo con una desventaja injusta en contra de otros".

5 comentarios:

  1. "El sueño de toda mujer". ¿Eres subnormal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dice por las mujeres que estan en el mundo del modelaje...asi tambien lo entiendo yo.

      Eliminar
    2. No es el sueño de cualquier mujer no engordar ni subir de peso? Si no entiendes la frase la preguntas, pero con respeto. Que penica de educacion...

      Eliminar
  2. No estoy de acuerdo con partir con "el sueño de toda mujer", primero hablas de una enfermedad y segundo creo que estamos ya bastante desarrollados como para incluir temáticas de género y respeto hacia las mujeres, LENGUAJE CONSTRUYE REALIDADES, basta de ese pensamiento machista y misógino.

    ResponderEliminar