}

domingo, 10 de noviembre de 2013

Ofrecía en su menú "Sopa gitana con ingredientes robados"


Una mujer natural de Malmö, Suecia, ha denunciado a un restaurante de su ciudad al sentirse ofendida por uno de los platos que figuraban en la carta: la “sopa gitana con ingredientes robados”.
“Es algo inaceptable. El racismo encubierto es algo peligroso”, ha declarado al periódico The Local.
En la carta del restaurante, llamado Lundavägens Grill, está incluida una sopa gitana (zigenarsoppa) y justo al lado del nombre, entre paréntesis, se asegura que está elaborada “a base de ingrediente robados”.
El dueño del restaurante Slavko Rasic ha declarado a la policía que su intención no ha sido nunca la de ofender a nadie, pero ha acabado por aceptar la acusación.
“Me lo tomo como un hombre. No creo estar apuntando con el dedo a nadie en concreto cuando hablo de sopa gitana”, afirma Rasic, que, a su vez, aclara que al añadir la frase “elaborada con ingredientes robados” solo pretendía hacer una gracia.
El dueño del local asegura, además, que en el menú hay otras sopas con nombre propio como la “sopa Elvis”, y que no ha habido ningún problema.
“Sería peor si la sopa estuviera mala”, ha añadido entre risas.
La Policía está investigando la denuncia, pero ha querido dejar  bien claro que el caso no es prioritario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario