}

jueves, 23 de enero de 2014

La conexión a internet más rápida usando fibra óptica

Un grupo de investigadores de Reino Unido han conseguido crear una conexión de fibra óptica, empleando el cableado común, que alcanza una velocidad de 1,4 terabits por segundo.


La velocidad de acceso a Internet está en constante crecimiento, si hace unos años era impensable que los operadores ofrecieran conexión de fibra óptica a precios competitivos hoy resulta difícil de creer superar ciertas velocidades. En algunos países, como Corea del Sur y Japón disfrutan de velocidades superiores a los 300 Mbps y comienzan a dejarse ver los datos del futuro 5G. En Europa un grupo de científicos de Reino Unido han creado la conexión a Internet más rápida del mundo combinando líneas de fibra óptica comerciales, como las que tenemos muchos en nuestras casas, hasta alcanzar velocidades de descarga de 1,4 terabits por segundo.
Para llevar a cabo este experimento los investigadores usaron un nuevo protocolo llamado Flexgrid, que permite superponer varios canales de transmisión a través de la misma conexión. El resultante fue el Alien Super Channel que se compone de siete conexiones de 200 gigabits por segundo incrementando su eficiencia en un 42,5%.
Esta prueba se desarrolló usando una conexión de fibra óptica que une la Torre de Londres con el campus de investigación de BT en Suffolk. La distancia es de unos 145 kilómetros pero el cable, según el estudio, tenía una longitud de 410 kilómetros, y atención, no es un cable de fibra óptico especial sino que es el que usan miles de hogares para conectarse a Internet.
Esta prueba arrojó datos sorprendentes y es que a esa velocidad la versión inglesa de la Wikipedia tardaría 0,006 segundos en ser descargada por completo, o incluso, si tomáramos lo que podemos hacer en un segundo a esta velocidad podríamos descargar 44 películas en alta definición.
Lo más importante de esta prueba es que empleando esta tecnología las empresas de telecomunicaciones podrán satisfacer la creciente demanda de este tipo de conexión de Internet ofreciendo mayor velocidad sin reemplazar el cableado existente, al menos en Reino Unido. Esto haría posible la llegada de más velocidad a los hogares que actualmente disfrutan de una conexión de fibra óptica pero ampliaría las posibilidades de expansión hasta otras zonas.
Puede parecer asombrosa esta velocidad, pero hay estudios que han conseguido datos aún mejores, como el de la Universidad de Santiago de Compostela que alcanzó 1.050 terabits por segundo, eso sí, empleando nuevos cables de fibra óptica de baja latencia y multinúcleos. La novedad de este experimento es que no habría que realizar prácticamente ningún cambio en las instalaciones actuales.

4 comentarios:

  1. Se me hace muy interesante y de gran ayuda para la actualidad.
    Recibe saludos, deseandote que Dios siga iluminando tu caminar por esta vida, te deseo muchisimas bendiciones para el resto de tu vida.

    ResponderEliminar